Tal vez si un cometa se te mete entre tus tetas volverás a ser reina del carnaval.

1 comentario(s):

PatO! dijo...

Una muchacha fotogénica...

Publicar un comentario

Escondidos en nuestros ombligos podemos mirar hacia afuera y reir.